Dasha llegó a Ecuador hace menos de dos años, desde Ucrania. Estaba previsto que fuera a la escuela, a primero de Básica en el ciclo 2020-2021, que empezará el 1 de septiembre en Sierra y Amazonía. Pero la pandemia cambió los planes. Al no hablar español a la perfección -cuenta la madre, Inna Tymoshenko- es imposible que su hija de 5 años aprenda a través de una pantalla. El riesgo de contagio aún es alto en Quito, por lo que los estudiantes arrancarán el año escolar desde casa. Su hija -dice Inna- necesita la presencia de la persona que le enseñe, por lo que buscó una tutora para homeschooling. También cree que Dasha necesita estar con otros niños, por lo que aspira a enviarla a la escuela el próximo año. La educación en casa está reconocida en Ecuador desde el 2009, para casos especiales. Pero el Ministerio de Educación amplió la posibilidad para que cualquier alumno acceda a ella, vinculándose a una institución educativa que cuente con la oferta. Los padres son los responsables y encargados del proceso educativo y el plantel valida calificaciones y pases de año. ​La Red de Colegios Adventistas es uno de los canales para padres que optaron por educar a sus hijos en casa. De 14 instituciones educativas del país, cinco sirven de ‘paraguas’ para estas familias. En el año 2020-2021, esos centros tendrán la oferta, señaló Andrea Egas, representante de la Red.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

×